Errores Mortales de la Entrevista

Errores Mortales de la Entrevista

Hoy hablaremos de algo muy trascendente: Los Errores Mortales de la Entrevista

Cuando las personas nos preguntan ¿por qué tenemos el canal de recursos humanos?, ¿cuál es nuestra intención?

Nuestra respuesta siempre es muy consistente: nos encanta el poder ayudar a mejorar lo que haces en el día a día, para que las áreas de recursos humanos, de desarrollo humano, talento humano, como le llames en tu empresa; estén más fuertes, más actualizadas más preparadas.

Con esto, juntos, ayudaremos a que las empresas tengan colaboradores más felices, más capaces y esto resultará en que vamos a tener empresas más competitivas.

Por eso, queremos hablarte de los errores mortales de la entrevista.

Aquí no nada más se trata del nuevo conocimiento, también de que identifiques qué estás haciendo hoy, dónde estás fallando, para que al identificarlo, acciones y sigas mejorando y caminando hacia adelante.

Quien no identifica sus errores, los sigue repitiendo.

No te sientas mal si tú cometes alguno de estos errores que vamos a ver en este apartado, porque como todo ser humano, siempre estamos preparándonos y en continuo aprendizaje para ser mejores.

trampas de la entrevista

Antes de comenzar, queremos invitarte a que pienses la respuesta a la siguiente pregunta: desde tu perspectiva,

¿Cuáles son los errores mortales que se cometen en una entrevista?

Algo que siempre tenemos que tener todos muy claro, es que una excelente entrevista es indispensable para que el negocio marche bien, porque de la entrevista depende una contratación adecuada, y una vida y plan de carrera de esa persona dentro de la empresa.

Si no tenemos esa responsabilidad tan clara, probablemente vamos a estar llenando vacantes pero no vamos a ayudar desde recursos humanos con la entrada de candidatos mejores, a que el negocio o la empresa vaya mejor.

Como reclutadores, créennos, tenemos una gran responsabilidad de cuidar las entradas, cuidar a esas personas que van a formar parte de la empresa para que siga mejorando y no pierda competitividad o productividad ante la entrada de nuevas personas.

Un error común es que muchos entrevistadores se comportan como robots: “para que hago otra cosa, o sea ya me la se, ya llevo cinco, diez o quince años como reclutador”.

Entonces, ya lo hace todo muy automático y no hay emoción.

Recuerda que lo que está vendiendo es una imagen de tu empresa hacia esas personas que se interesaron en la vacante que tú tienes.

Cada entrevista es una nueva entrevista, y tu energía, tu entusiasmo, tu pasión debe de estar al 100% para que logres enamorar muy bien a esos candidatos.

Ahora te vamos a compartir algunos errores para que no los cometas tú o la gente que esté en el área de reclutamiento.

demanda de los recursos humanos

Los Errores Mortales de la Entrevista

1. El Desinterés.

Un error muy común ya cuando tienes al candidato allí, a la persona enfrente, es el aparentar desinterés, o sea, traes muchas cosas, presión, una lista de pendientes, al rato tienes una capacitación, y entonces lo estás haciendo como por rutina, y lo que le estás proyectando a ese entrevistado es desinterés.

La persona lo siente, o sea, lo siente en tu tono de tu voz, en cómo está tu cara, si está tensa, si está relajada; y entonces tú tienes que mostrar en todo momento interés por ese candidato y deber estar agradecido que te dedicó el tiempo para estar en ese momento en la entrevista contigo.

No cometas este error de aparentar ese desinterés de “mira, si no eres tú, allá afuera tengo una fila”. Eso es un error.

2. Estar Mal Preparado.

Número dos, estar mal preparado. Muchas veces no se involucra el entrevistador con el puesto a cubrir y, entonces, el candidato le hace alguna pregunta y se ve su falta de preparación, pericia, o conocimiento de la empresa y del puesto a cubrir porque nunca se ha involucrado.

O de repente, hay entrevistadores que le dicen, “oye, ¿tienes alguna pregunta?”, les hacen una pregunta y no tienen la respuesta.

Esto se ve pésimo, porque tú como entrevistador debes tener todos los datos toda la información y, si de repente, no tienes la respuesta a la pregunta que te hizo, pues se vale decirle, “sabes que en este momento no tengo esa esa respuesta permíteme investigarlo, y me voy a comunicar personalmente contigo posteriormente para una respuesta”.

Jamás le eches mentiras, porque también se nota.

3. Buscas demasiada Información.

El error número 3, es cuando buscas demasiada información.

El entrevistador es curioso y la entrevista se convierte en un interrogatorio donde estás pregunta tras pregunta y parece una ametralladora de preguntas.

El candidato se va haciendo chiquito, se siente hostigado, le empieza a dar ansiedad porque realmente estás metiéndote a temas donde no te deberías haber metido. Por eso, es muy bueno que tengas una guía.

demanda de los recursos humanos

4. Lenguaje Corporal Negativo.

El error número 4 es el lenguaje corporal negativo.

Recuerda que todo comunica, y si tu lenguaje corporal está mostrando interés y se ve en tu postura, estás sonriendo, estás sentado derecho, esto le va a transmitir tranquilidad.

Si tú tienes un lenguaje corporal negativo, como que estás parado y el candidato sentado, o tienes flojera y quieres que ya se vaya, que se acabe la entrevista; pues eso es también lo que tú le estás vendiendo de la empresa, a ese candidato.

5. Hablar en lugar de Preguntar.

El error número 5 es hablar en lugar de preguntar.

Quieren enamorar, hay entrevistadores que son buenísimos en el verbo y quieren enamorar y decir los años de experiencia que tiene la empresa, a quien le venden, cuantos colaboradores, todos los beneficios que tienen, y ahí se la llevan media hora, 40 minutos, y dejan bien poquito tiempo para conocer realmente a esta persona.

Este es un error de los más graves, porque si te gusta hablar, tienes que empezar a dominar eso y más bien hacer preguntas para conocer de una mejor manera el candidato.

6. Hacer Preguntas Bobas.

Hay otros que no hablan tanto y dicen, “voy a hacer preguntas”, pero hacen preguntas bien bobas, bien tontas que hasta el mismo candidato te hace cara de: “y eso qué tiene que ver”.

Entonces, no hagas preguntas que no tienen nada que ver. Para evitar eso, haz una guía de preguntas, porque tú tienes que tener una serie de preguntas claves para hacer tu entrevista y verte como todo un profesional.

7. El Ego.

El error número 7, es que algunos reclutadores como que se les crece el ego y se sienten así como los dueños de la empresa, y empiezan a fanfarronear, a presumir, y la realidad es que la información que dan para alimentar su ego no está enamorando a ese candidato.

Entonces, no presumas y ubícate en ser profesional.

8. Fallar en el Seguimiento.

Finalmente, el error número 8, es fallar en el seguimiento.

Nosotros siempre les hemos comentado que una política que tenemos, es que siempre sea “sí o no te contratemos, desde la empresa te vamos a avisar”; eso es seguimiento.

Hay muchos que lo dicen pero luego ya con el día a día se les olvida avisarle a los que no fueron seleccionados y agradecerles.

Aquí tú tienes que ser el mejor que de el seguimiento, porque recuerda que son seres humanos, que vienen a tu empresa con una expectativa y luego, si hay crisis y no hay mucho trabajo, se van a quedar con un muy mal sabor de boca respecto a la experiencia con tu empresa.

¡Te deseamos mucho éxito!

Bibliografía:

OTROS BLOG SÚPER INTERESANTES

SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

PERSPECTIVA GENERAL DEL DISEÑO DE PUESTOS

SOFTWARE DE RECURSOS HUMANOS Y EL PLAN DE CARRERA

OBJETIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

HISTORIA DE LOS RECURSOS HUMANOS

LOS LIBROS PREFERIDOS

RECURSOS HUMANOS: Recursos Humanos Humanos

PARA MUJERES: Despertares en Armonía I

LIDERAZGO: Liderazgo Definitivo

APRENDIZAJE: Lo que la gente lista sabe del aprendizaje

AUTOAYUDA: Sé Feliz Siempre