Trampas de la Entrevista

Trampas de la Entrevista

Vamos a abordar contigo un tema muy importante que tiene que ver con las trampas de la entrevista.

Hacer una buena entrevista de trabajo, no es nada fácil. Aunque lleves muchos años, siempre vas a requerir tener una excelente preparación, estar actualizado y ahora más, para estar entrevistando millennials porque probablemente tú eres una generación “Baby Boomer” o “X”.

Siempre tienes que estar actualizado ya que, de no hacerlo, vas a caer en las trampas de las que hoy vamos a hablar.

Otra cosa muy importante es que hoy más que nunca, el entrevistado va a demandar del entrevistador más tiempo, que estés presente con un mensaje más claro.

El Entrevistador es como un Vendedor

Tiene que entender perfectamente a la empresa, así como el puesto que quiere cubrir para que, cuando esté con el entrevistado, pueda transmitir con pasión y emoción todo lo que quiere transmitir en este mensaje estructurado.

También, como todo en la vida, para ser excelentes entrevistadores necesitas pericia, y esta necesita conocimiento actualizado, práctica, y para lograr ese dominio, tenemos que practicarlo muchas veces para que salga de una manera muy natural.

Así podrás observar todos los detalles en una entrevista y no solamente quedarte en el currículum o en lo que te está diciendo el entrevistado; hay muchas cosas que cuando ya tienes pericia puedes observar y, muchas veces el entrevistado ni siquiera tiene que hablar.

Cuando tú te enfrentas a un candidato, lo típico que se evalúa es la apariencia, su presentación física, si llego puntual, en ciertos momentos de la entrevista pues vas a hacer preguntas relativas a su experiencia previa, a los conocimientos que tiene, a sus habilidades, debilidades.

trampas de la entrevista

Esto es lo que normalmente se hace en una entrevista típica. Pero esto no te va a garantizar que el candidato sea el que necesitas.

Es fundamental conocer cuáles son las trampas que puede haber en una entrevista para que ya conociéndolas, integres estos elementos y los evalúes dentro de cualquier entrevista de trabajo.

Te vamos a invitar a que nos escribas a info@bigriveripn.com para solicitar el póster exclusivo que tenemos para este tema, lo puedas imprimir y tener presente para que nunca se te olviden estas trampas.

Ahora, la pregunta que nos gustaría lanzar es lo siguiente:

¿Cuál es la trampa de la Entrevista más común?

Nosotros te vamos a compartir 6 Trampas de la Entrevista, y de ahí tú vas a escoger cuál, desde tu experiencia, es la trampa más común que comete un entrevistador y nos vas a decir el porqué.

Las 6 Trampas de la Entrevista

Ahora, te vamos a compartir las 6 trampas de la entrevista fundamentales que tenemos que observar.

1. La trampa de la primera impresión.

Esta nos gusta mucho porque hay entrevistadores que ya tienen como un escáner integrado;

Llega el candidato y pues de la primera impresión: que llegó puntual, porque es educado, porque el saludo, porque escuchó todo lo que dijo el entrevistador…y no tomaron en cuenta otros factores.

Entonces, eso es una trampa. La primera impresión no es lo único que tenemos que tomar en cuenta para pasar a una contratación.

2. La Proyección.

La trampa número 2, es que la persona que tengo frente a mí es como yo; te proyectas.

Llegó puntual, o si tú eres alguien que le gusta tomar notas y saca su libretita y empieza a tomar notas, entonces tú dices, “es como yo”, y empiezas a tener esta proyección donde ya lo vas a favorecer con respecto a los otros candidatos porque resulta que tú eres bueno, y si él tiene ciertos hábitos que tú tienes, pues ya en tu mente es el candidato elegido, y eso es una trampa.

sistemas de información de recursos humanos

3. La Trampa de Asumir en la Entrevista.

La trampa número 3, es asumir que tú en el currículum dices “ah mira, viene del Tec de monterrey”, es una universidad muy prestigiosa acá en México, y entonces el entrevistador puede asumir que si viene del Tec es buenísimo y ya pasó.

Lo que va a pasar es poner en desventaja a los otros candidatos por asumir que si viene de cierta institución, ya es el candidato ideal.

No asumas nada, pregunta y llega a profundidad para que tengas datos estables de lo que quieres, porque el asumir es una trampa que nos hace cometer muchos errores.

4. La Presión de Contratar.

La trampa número 4, es la presión de contratar.

Imagínate este escenario: ya llevas dos semanas, no llega el candidato ideal, tienes muy poquitos candidatos, y los que llegan los empiezas a filtrar y te urge, y pues ahora sí que seleccionas al menos peor.

Esto también es un error, porque estás contratando aceleradamente a alguien que no cumplió con todos los filtros que tiene tu empresa, y al final va a fracasar esa contratación.

No caigas en la trampa de la presión.

Por ello, así como paréntesis, siempre ten un stock de tu bolsa de trabajo con diferentes candidatos, haz campañas en redes sociales para que tengas candidatos de las diferentes posiciones, y que cuando tengas que cubrir una vacante, no estés preocupado porque tienes gente ya pre filtrada que puedes entrevistar para cubrir esta vacante.

5. Creer que ya tienes al Candidato Perfecto.

Ahora, vamos a la trampa número 5, y esta es tener al candidato perfecto.

Tú tienes 10 candidatos, porque es un puesto muy importante y entonces, haces la quinta entrevista y de acuerdo a lo que ya te dijo, ya pasó tu filtro: el de primera impresión, el de conocimientos pues tiene un poquito de ti y ya descartaste todos los candidatos.

Esto, lo que hace, es empañar tu percepción para las otras cinco entrevistas que vas a tener posteriormente, y ya dejas de poner atención en los detalles y no preguntas igual, las entrevistas van a ser más rápidas porque porque tú caíste en la trampa número 5 que es: ya tengo al candidato perfecto y, probablemente, no sea el candidato perfecto.

6. La Aristocracia.

Y la trampa número 6, es la trampa de la aristocracia.

Cuando las empresas van teniendo éxito, van madurando en sus procesos, empiezan a ser súper burocráticas, y entonces, un candidato tiene que pasar por n cantidad de entrevistas, le hacen complicadísimo el proceso del reclutamiento y la selección, y cansan a los candidatos y al final, ellos dicen “no, esta empresa es muy compleja”.

Esa es la trampa de la aristocracia. Comprueba que tus procesos sean eficientes, sean rápidos, le hagan la vida fácil a esa persona para que desde ahí, se enamore de tu empresa.

¡Te deseamos Mucho Éxito!

Bibliografía:

OTROS BLOG SÚPER INTERESANTES

SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

PERSPECTIVA GENERAL DEL DISEÑO DE PUESTOS

SOFTWARE DE RECURSOS HUMANOS Y EL PLAN DE CARRERA

OBJETIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

HISTORIA DE LOS RECURSOS HUMANOS

LOS LIBROS PREFERIDOS

RECURSOS HUMANOS: Recursos Humanos Humanos

PARA MUJERES: Despertares en Armonía I

LIDERAZGO: Liderazgo Definitivo

APRENDIZAJE: Lo que la gente lista sabe del aprendizaje

AUTOAYUDA: Sé Feliz Siempre