Objetivos del Departamento de Recursos Humanos

Objetivos del Departamento de Recursos Humanos

Ser competitivo es incorporar los objetivos del Departamento de Recursos Humanos dentro de la organización.

Los roles son cada vez más especializados y requieren una fuerza de trabajo que sea capaz en cualquier carrera profesional.

Esta es la razón por la cual el papel de Recursos Humanos se ha transformado de una actividad periférica, considerada solo como el «departamento de contratación y despido», para convertirse en un pilar de gestión central para cualquier negocio que busque mantenerse a la vanguardia.

También es la razón por la cual las empresas de hoy deben adoptar los objetivos de recursos humanos en toda la organización.

El éxito exige darse cuenta de que el personal de una empresa, su capacitación continua, la comunicación y las estructuras comerciales que los respaldan, son el núcleo del negocio.

El Capital Humano

Capital humano es un término que dice mucho sobre los negocios modernos.

En solo dos palabras, encarna una visión mundial económica completa que considera a los empleados como un recurso a ser utilizado y a su vez, el más valioso.

Pero, las personas no son tan fáciles de emplear como un martillo. Vienen con una gran cantidad de complejos requisitos individuales y grupales que, a lo largo de los años, han sido gestionados por departamentos cada vez más especializados.

Inicialmente, los gerentes a los que se les asignó tareas relacionadas con el personal fueron etiquetados como departamento de personal y se orientaron principalmente hacia cuestiones de contratación y despido.

En algún momento, la noción del departamento de personal evolucionó de ser una función bajo el control de la administración, para ser un pilar clave en el enfoque estratégico que las empresas necesitan para competir.

Aquí es cuando los gerentes de personal se convirtieron en profesionales de Recursos Humanos.

¿Cuáles son los objetivos más importantes del Departamento de Recursos Humanos?

Dedicar tiempo a encontrar el personal adecuado y desarrollar sus habilidades.

Definitivamente vivimos algunos de los momentos más fluidos y dinámicos entre empleadores y empleados.

Cada vez más, las personas desean adquirir nuevas habilidades para seguir siendo relevantes en el mercado laboral, mientras que los empleadores buscan al personal clave que les dé ventaja competitiva.

Por lo anterior, Recursos humanos no solo debe encontrar el personal adecuado para encajar con el curso estratégico que está tomando el negocio, sino también asegurarse de que estos empleados desarrollen habilidades para seguir siendo valiosos para ser cada vez más competitivo.

El aprendizaje permanente se ha convertido en norma.

Definir una estructura organizacional que impulse la productividad.

Contratar el talento adecuado para la tarea es solo una pequeña parte del desafío.

Una vez que una organización ha capturado el talento, necesita estructuras y prácticas organizativas para nutrir las habilidades del personal y maximizar el retorno de la inversión en capital humano.

El tipo de estructuras requeridas para una unidad de fabricación, será muy diferente de la estructura de una institución académica, un hospital o una tienda.

Por lo anterior, el trabajo de RRHH es crear las estructuras óptimas que deben existir para los entornos de trabajo.

Desarrollar una coordinación y comunicación efectiva dentro de la organización.

A las personas les va bastante mal cuando están aisladas de los demás. Necesitan ser parte de una comunidad para poder sobrevivir. Somos, después de todo, los animales más sociables.

Por lo tanto, en forma aislada del resto del personal, es bastante obvio que muchas personas tendrán dificultades.

Corresponde a Recursos Humanos garantizar que el personal contratado reciba un acompañamiento que los ayude a tener éxito.

Recursos humanos debe fomentar una jerarquía que logre la mejor comunicación dentro y entre los departamentos que conforman cualquier negocio.

Adaptabilidad.

El departamento de Recursos Humanos no solo debe mirar hacia adentro la estructura, la comunicación y la capacitación del personal.

También debe ser consciente de los cambios culturales y sociales que afectan el entorno laboral.

Se debe de entender cómo los cambios demográficos, tecnológicos y otros cambios sociales afectan a las empresas.

Significa un estado constante de interrupción y reinvención a medida que se exploran nuevas formas de trabajo.

Por ejemplo, el aumento de los Softwares de RRHH y la inteligencia artificial puede significar un cambio radical en las prácticas de empleo.

Tales cambios inevitablemente afectan a importantes cuestiones éticas y sociales que requerirán cada vez más un pensamiento estratégico y una implementación práctica a medida que las tecnologías revolucionen el mundo del trabajo.