MOTIVACIÓN DE LOS PROFESIONISTAS

MOTIVACIÓN DE LOS PROFESIONISTAS

A diferencia de lo que ocurría hace una generación, el empleado actual es más probable que sea un profesionista muy capaz con un título universitario que un obrero de planta. Estos profesionistas obtienen mucha satisfacción intrínseca de su trabajo y están bien pagados. Entonces, ¿de qué debemos preocuparnos al tratar de motivar, digamos, a un equipo de ingenieros de Intel, un diseñador de software en Microsoft o un grupo de contadores en Price water house Coopers?

Los profesionistas son diferentes. Están comprometidos de manera intensa y a largo plazo con su especialidad. Su lealtad es más con su profesión que con su patrón. Para mantenerse al día, actualizan periódicamente sus conocimientos y su compromiso con la profesión significa que rara vez definen su semana laboral en términos de cinco días de ocho a cinco.

¿Qué motiva a los profesionistas? El dinero y los ascensos no están muy arriba en su lista de prioridades. ¿Por qué? Porque están bien pagados y les gusta lo que hacen. En cambio, prefieren un trabajo estimulante. Les gusta enfrentar problemas y encontrar soluciones. Su principal recompensa es el trabajo en sí mismo. También valoran el apoyo. Quieren que los demás piensen que lo que hacen es importante.

motivacion-de-los-profesionistas

Aunque esto es cierto con todos los empleados, dado que los profesionistas están más enfocados en su trabajo como un interés fundamental de su vida, los demás tienen otras preferencias aparte del trabajo con las que compensan las necesidades que no satisfacen en el empleo. Los profesionistas le conceden una gran importancia a las oportunidades de fomentar sus habilidades.

De la descripción precedente se desprenden algunos lineamientos que hay que tener presentes cuando se quiere motivar a los profesionistas. Hay que darles proyectos estimulantes continuos, con la autonomía para seguir sus propios intereses y estructurar su trabajo de la manera que les parezca redituable. Hay que recompensarlos con oportunidades de educación: capacitación, talleres, conferencias, con las que se actualicen en su campo. También hay que premiarlos con reconocimientos, hacerles preguntas y otras acciones que demuestren un interés sincero en lo que hacen.

Cada vez más compañías crean alternativas de carrera para sus profesionistas y técnicos, de modo que ganen más dinero y estatus sin tener que asumir responsabilidades administrativas. En Merck & Co., IBM y AT&T, los mejores científicos, ingenieros e investigadores obtienen títulos como “científico colegiado” o “científico titular”. Su salario y prestigio son equivalentes a los de los administradores, pero sin la autoridad ni la responsabilidad correspondientes.