BARRERAS DE LA COMUNICACIÓN EFICAZ

BARRERAS DE LA COMUNICACIÓN EFICAZ

Barreras de la comunicación y el sistema de información de recursos humanos

Pareciera algo trivial el que la comunicación se dé día con día, pero ¿sabes cuales son las barreras de la comunicación?, ¿Sabes como un sistema de información de recursos humanos puede ayudarte a resolverlas?

Filtrado

El filtrado se refiere a la manipulación deliberada de la información por parte del emisor, de modo que aparezca más favorablemente a los ojos del receptor. Por ejemplo, cuando un gerente le dice a su jefe lo que cree que quiere oír, está filtrando la información.

El principal determinante del filtrado es el número de niveles en la estructura de la organización. Cuantos más niveles verticales haya en la jerarquía, hay más probabilidades de que se produzcan filtrados. Pero podemos esperar que aparezcan filtrados siempre que haya diferencias de estatus. Factores como el temor de comunicar malas noticias y el deseo de complacer al jefe llevan a los empleados a contar a sus superiores lo que creen que quieren oír y distorsionan las comunicaciones ascendentes.

Cuando tienes un sistema de información de recursos humanos el filtrado se resuelve pues dentro del sistema se queda toda la información de una manera selectiva y organizada.

Percepción selectiva

Ya hemos mencionado la percepción selectiva. La retomamos aquí porque en el proceso de la comunicación los receptores ven y escuchan selectivamente, basados en sus necesidades, motivaciones, experiencia, antecedentes y otras características personales. Los receptores también proyectan sus intereses y esperanzas en las comunicaciones cuando las decodifican. El entrevistador que espera que una candidata ponga a su familia antes que su carrera es probable que vea esa actitud en todas las solicitantes, sin que importe si ellas de verdad opinan así. 

Sobrecarga de información

Los individuos tienen una capacidad finita para procesar información. Como vi- mos en nuestra exposición del correo electrónico, cuando la información con la que tenemos que trabajar excede nuestras facultades, se produce una sobrecarga de información. Con mensajes electrónicos, telefonemas, faxes, juntas y la ne- cesidad de estar actualizados en nuestro campo, cada vez más administradores y profesionistas se quejan de que sufren esta sobrecarga.

¿Qué ocurre cuando los individuos tienen más información de la que pueden clasificar y aprovechar? La descartan, ignoran, pasan u olvidan. O aplazan el procesamiento hasta que la sobrecarga cede. En cualquier caso, se pierde información y la comunicación es menos eficaz. Con el sistema de información de recursos humanos no tienes este problema pues dosifica inteligentemente la información.

barreras-de-la-comunicacion-eficaz

Emociones

El estado de ánimo que se tenga en el momento de recibir un mensaje influirá en la forma de interpretarlo. El mismo mensaje recibido cuando uno está enojado o perturbado se interpreta de otra manera que cuando uno está contento. Las emociones extremas, como el júbilo y la depresión, entorpecen la comunicación efectiva. En estos casos, somos más proclives a descuidar nuestros procesos de pensamiento racionales y objetivos a cambio de los juicios emocionales.

Lenguaje

Las palabras tienen significados distintos para diversas personas. La edad, educación y antecedentes culturales son tres de las variables más obvias que influyen en el lenguaje que usa una persona y en las definiciones que les da a las palabras.

En una organización, los empleados tienen diversos orígenes. Más aún, el agrupamiento de los empleados en departamentos crea especialistas que acuñan sus palabras de argot o jerga técnica. En las organizaciones grandes, los miembros también están dispersos geográficamente y aun operan en países distintos, y las personas de cada lugar usan términos y giros peculiares de su región. La existencia de niveles verticales también causa problemas de lenguaje. Por ejemplo, se han deincentivos y cuotas a diversos niveles de la administración. Los directivos hablan de la necesidad de incentivos y cuotas, pero estos términos implican una manipulación y crean resentimiento entre los gerentes de nivel inferior.

El punto es que aunque usted y yo hablemos el mismo idioma, estamos lejos de usarlo de manera uniforme. Si supiéramos cómo modifica cada uno el lenguaje, las dificultades de comunicación serían mínimas. El problema es que los miembros de una organización no saben qué cambios lingüísticos han hecho aquellos con los que se comunican. Los emisores tienden a suponer que las palabras y términos que utilizan significan lo mismo para el receptor que para ellos, pero esta premisa suele ser incorrecta.

Ansiedad por la comunicación

Otra barrera importante para la comunicación efectiva es que algunas personas sufren de ansiedad o miedo a la comunicación. Aunque muchas personas se sienten aterradas de tener que hablar frente a un grupo, el miedo a la comunicación es un problema mucho más grave porque afecta a toda una categoría de técnicas de comunicación. Las personas que sufren este trastorno experimentan tensión y ansiedad injustificadas ante la comunicación oral o escrita. Por ejemplo, a quienes temen a la comunicación oral se les dificulta enormemente hablar en persona con los demás o se sienten muy ansiosos si tienen que usar el teléfono. En consecuencia, recurren a memorandos o faxes para comunicar un mensaje cuando el teléfono sería no sólo más rápido, sino también más apropiado.

En los estudios se demuestra que quienes temen a la comunicación oral evitan las situaciones que exigen ejercer esta comunicación. Es de esperar alguna autoselección en ciertos trabajos que estos individuos no ocuparían, como la de maestro, para la que la comunicación oral es un requisito fundamental. Pero casi todos los puestos de trabajo requieren alguna comunicación oral. Todavía más preocupantes son las pruebas de que quienes más temen a la comunicación oral distorsionan las exigencias de comunicación de su puesto con el fin de reducirlas al mínimo. Por eso, debemos estar al tanto de que en las organizaciones hay un grupo de personas que restringen notablemente su comunicación oral y racionalizan esta práctica diciéndose que no es necesaria más comunicación para hacer bien su trabajo.

En Big River trabajamos para perfeccionar el mejor sistema de información de recursos humanos del mercado y el haber sido ganadores del Premio a la Innovación avala nuestra capacidad tecnológica y metodológica para brindarte la solución que tu necesitas con una inversión muy accesible, Escríbenos a info@bigriveripn.com o llámanos al (477)-773-0005 y con gusto aclararemos cada uno de los puntos que desees tratar al respecto, intégrate al sistema que abarca todo el proceso de recursos humanos de la manera más practica, ágil y rentable.