La importancia y los objetivos de la gestión de recursos humanos

La importancia y los objetivos de la gestión de recursos humanos

La parte más importante para el funcionamiento eficiente de una empresa es y siempre será su personal, que contribuye no sólo realizando las actividades necesarias para el funcionamiento del negocio, también aporta ideas, innovaciones y parte de su esencia y personalidad en los productos y servicios. Por tal motivo, la gestión de recursos humanos ha ganado mucha importancia en las últimas décadas, desde que se empezó a valorar la importancia del personal y sus aportaciones.

Les damos la bienvenida a este blog, un espacio que en Big River RRHH hemos diseñado especialmente para compartirles información y temas de interés sobre los recursos humanos, su gestión, administración y softwares que ponemos a su disposición. En esta ocasión les hablaremos sobre la importancia y los objetivos que tiene la gestión de RRHH.

Las empresas, sin importar si son pequeñas, medianas o grandes, de manufactura o servicios, se caracterizan porque su funcionamiento depende de su personal y que estos trabajen de manera efectiva y eficaz. Por ello, se debe tener una adecuada gestión del capital humano, que contribuye a que las personas se integren a la empresa y apoyen al cumplimiento de los objetivos al estar alineados con la ideología de la organización.

La correcta integración del personal y que estos se sientan cómodos y en libertad de desarrollar sus aptitudes y capacidades en pro de la empresa, es uno de los principales objetivos que buscan las empresas. Es por ello por lo que el departamento de recursos humanos crea diversos niveles de filtros durante el reclutamiento de personal para encontrar los empleados más adecuados para cada puesto y cada ocasión, que tengan la formación y capacidades suficientes para desempeñar su puesto, las tareas que les son encomendadas y sobre todo que desarrollen su trabajo de manera eficiente para que la empresa tenga un beneficio.

En la actualidad, la importancia de la gestión de recursos humanos radica en que las empresas deben dar respuestas a los cambios en la sociedad en general, en la mentalidad de las nuevas generaciones que llegan a chocar con las generaciones anteriores y a los cambios en los modelos laborales que buscan darle más libertad a los empleados. Los cambios que más destacan y afectan a nivel laboral son:

  • Aumento de la competencia en el mercado general, y por ende la necesidad de ser competitivo.
  • Los costos y ventajas relacionadas con el uso de los recursos humanos.
  • La crisis de productividad que afecta al mercado laboral.
  • El aumento del ritmo y complejidad de los cambios sociales y el estilo de vida moderno.

Una adecuada respuesta a estos cambios logra que las compañías tengan ventajas competitivas, que las hacen destacar de otras empresas de su ramo, entre las principales podemos destacar:

  • Mejoran la eficiencia y eficacia. Cuando los trabajadores se sienten a gusto y cuentan con los medios para desarrollarse libremente, encuentran medios para disminuir los costos y proporcionan una atención única a los clientes.
  • Una adecuada gestión de RR HH les permitirá descubrir al talento de su organización, el cual sirve de ejemplo para que los demás imiten sus capacidades y contribuciones.
  • Sus talentos pueden combinarse y desplegarse para trabajar en nuevas tareas en cuanto les sea necesario, de forma organizada y eficiente, puesto que cada uno conoce su rol en la compañía.

La gestión de recursos humanos en la actualidad va más allá de la administración de personas, más bien se orienta a la gestión con las personas. Como mencionamos al inicio, las empresas modernas valoran y atesoran a su personal porque son ellos los que permiten el desarrollo de la organización.

El reto se encuentra en lograr que las personas se sientan y actúen como socias de la empresa, participen de manera activa en un desarrollo continuo a nivel personal y organizacional y sean los protagonistas de los cambios y las mejoras necesarias para aumentar la productividad empresarial.

Para lograr cumplir tal reto, el departamento de recursos humanos debe estar a la altura de su nuevo rol y desarrollar las siguientes competencias claves para la gestión del personal:

  • Conocimiento de la organización. Es decir, se deben entender los indicadores del éxito organizacional entre la inversión en recursos humanos y el impacto estratégico que estos tienen en la empresa, ya que el éxito de RRHH no se mide en la cantidad de actividades individuales, sino en los resultados organizacionales.
  • Gestión de cultura organizacional y empresarial. El departamento de recursos humanos debe trabajar en conjunto con los directivos y el personal asignado para la mejora de los procesos. Asimismo, el personal en general debe tener voz en la creación de los procesos de mejora, tanto en el diagnóstico, como en las sugerencias y el diseño.
  • Gestión del cambio. Se necesita comprender los factores que influyen y la situación específica de cada empresa para poder responder de manera apropiada a las demandas y problemas que surjan en el camino, pues cada compañía tiene sus necesidades y objetivos.

Objetivos de la gestión de los recursos humanos

Los objetivos de la gestión de recursos humanos deben contribuir con el desarrollo de la empresa y las mejoras en la producción. De igual manera, se debe tener la finalidad de que la marca cumpla con su estrategia de negocio y se cumplan las metas establecidas. Dentro de ese marco la gestión de RRHH busca mejorar el rendimiento del trabajo, ofrecer bienestar a los empleados y explicar claramente las tareas que deben desempeñar, tanto de manera individual como grupal.

Los objetivos se pueden dividir en explícitos e implícitos. Los primeros se conforman por cuatro objetivos fundamentales que se alcanzan con una gestión eficiente:

  1. Atraer candidatos potencialmente calificados y capaces de desarrollar o adquirir las competencias que requiera la empresa.
  2. Retener a los empleados mejor calificados y con un nivel de competencia alto, además de disminuir la rotación de personal.
  3. Motivar a los empleados para que estos adquieran un compromiso con la empresa, se sientan parte de ella y se involucren en todos los niveles, desde su área de responsabilidad, hasta la comunicación positiva de logros y objetivos.
  4. Ayudar a los empleados a crecer y desarrollarse dentro de la empresa.

Por su parte los objetivos implícitos son tres y están relacionados con la mejora de la productividad, la calidad de vida en el trabajo y el cumplimiento de la normativa.

En Big River RRHH tenemos el propósito de apoyar en el desarrollo e implementación de las mejores prácticas organizacionales para que los departamentos de recursos humanos puedan potenciar los mejores resultados en un mejor tiempo, aplicando métodos y herramientas de gestión de recursos humanos. Para conocer más información los invitamos a comunicarse con nosotros y continuar leyendo nuestro blog. Ponemos a su disposición nuestra línea telefónica, correo electrónico o pueden visitarnos directamente en nuestras oficinas.